Infraestructura.

Infraestructura

En materia de educación, la población otomí también se enfrenta a dificultades para concluir la educación primaria y la secundaria, -cuyo origen se debe a causas de carácter social y económico- lo cual reduce el número de jóvenes que continúan sus estudios en otros niveles educativos.

Los asentamientos humanos del pueblo otomí, al igual que los mazahuas, se presentan de manera semidispersa, lo que dificulta su acceso a los servicios públicos, por lo costoso de su introducción, razón por la cual existen deficiencias en agua, drenaje y electrificación.

En la mayor parte del altiplano predomina la casa de adobe, de una o dos habitaciones, con piso de tierra y techo de dos aguas, que podrían ser de teja, lámina de cartón o de asbesto.

En general, todas las comunidades indígenas se encuentran comunicadas ya sea mediante carreteras locales o caminos de terracería, que el Gobierno del Estado paulatinamente se encuentra construyendo, ampliando o rehabilitando.